Leche de avena

Posted by: Anita Dinamita

Mayo 10th, 2017 >> Intolerancia a la lactosa, Leches Vegetales | Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Receta de leche de avena casera.

La leche de avena es una de las denominadas  leches vegetales, cada día más consumidas gracias a sus innumerables beneficios para la salud sea cual sea el ingrediente principal (soja, avena, almendras, chufas …).

Esta receta está realizada con un sencillo (pero efectivo) utensilio de cocina conocido como “ChufaMix”, que nos ayudará y facilitará la tarea de triturar las semillas que utilizemos para realizar la leche vegetal. También hay otros métodos, como utilizar un colador o una malla de cocina como la que usamos para los caldos, pero sin lugar a dudas esté es el más rápido y eficaz.

Hoy nos ponemos manos a la masa con una leche casera de avena, una opción perfecta si eres intolerante a la lactosa y quieres sustituir la leche de origen animal por una leche vegetal. Entre los muchos beneficios de la leche de avena casera podemos destacar su importante aporte en fibra, proteínas, Vitamina B, aminoácidos esenciales y calcio (100 ml de leche de avena nos aportará 120 mg de calcio).

INGREDIENTES

1 litro de agua
50 gramos de copos de avena
1 trozo de cáscara de limón
Canela en polvo
2 cucharadas pequeñas de azúcar moreno
1 pizca de sal

Anuncios



PREPARACION

Se comienza calentando un litro de agua, hasta llevarlo a ebullición. Una vez que el agua hierva, se retira y se deja reposar 2 minutos. (importante no echar la leche recién hervida)

Se vuelca el agua en el vaso y se mete el filtro de Chufamix.

Dentro se colocan 50 gramos de copos de avena, un trocito de cáscara de limón, una pizca de canela, 2 cucharadas pequeñas de azúcar moreno, y una pizca de sal. Introducimos la batidora, y trituramos todo durante unos 30-60 segundos.

Por último, se presiona poco a poco la pulpa de avena con el mortero, hasta que veamos que al presionar la pulpa ya no suelta más sustancia.

Se remueve para homogeneizar la leche de avena casera, y se deja reposar hasta enfriar.

Una vez fría, se puede conservar en la nevera durante 4-5 días sin ningún problema.

Cada vez que vayamos a consumir, removemos.

A disfrutar de una riquísima leche de avena casera, fácil, económica, rica y muy saludable.

Fuente: recetas fáciles de cocina

Share
This entry was posted on Miércoles, Mayo 10th, 2017 at 9:37 and is filed under Intolerancia a la lactosa, Leches Vegetales. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>