Acidez y Ardor de Estómago en el Embarazo. Causas y Consejos – Embarazo

Posted by: Anita Dinamita

enero 19th, 2018 >> Embarazo | Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Es muy habitual durante el embarazo sentir acidez, quemazón, ardor, dolor en la zona que va desde el esófago hacia el estómago, llegándose a complicar muchas veces con la aparición de náuseas y vómitos. ¿Pero qué causa estos problemas tan molestos durante la gestación? Aquí te lo contamos y te damos unas recomendaciones para aliviarlos.

¿Qué causa el ardor y la acidez en el embarazo?

 

  • Aumento de la progesterona. Esta hormona afecta a la musculatura del aparato digestivo y relaja los movimientos del intestino, esto contribuye a que aparezca el estreñimiento, los gases, digestiones pesadas, náuseas, etc. Y a todo esto hay que añadirle, que no permite al estómago cerrar bien favoreciendo que aparezca el reflujo del ácido y suba por esófago hacia la boca.
  • Aumento del volumen del útero. El  crecimiento del útero va comprimiendo y desplazando todos los órganos digestivos hacia arriba, complicando la situación.
  • Predisposición genética a tener problemas digestivos.

Recomendaciones para evitar o aliviar la acidez y el ardor en el embarazo:

Anuncios



  • Comer despacio y masticar muy bien los alimentos.
  • Evitar las bebidas con gas. Favorecen la acidez y los gases.
  • Evitar los fritos, los alimentos picantes, el café u otras bebidas con cafeína, los cítricos, tomate, chocolate, mostaza…
  • No comer abundantemente. Comer poca cantidad y repartir la comida en 5 o 6 veces al día.
  • Después de cenar esperar al menos 2 horas para acostarse.
  • Evitar tomar alimentos y bebidas demasiado calientes o frías.
  • No fumar.
  • Tomar líquidos de manera continua y a sorbitos a lo largo del día, pero evitar hacerlo durante las comidas, para evitar la distensión del estómago.
  • Dormir con la cabeza elevada. Utilizar una almohada extra o elevar la cabecera del colchón unos 5 o 10 cm.
  • Evitar la ropa ajustada en la zona del abdomen.
  • Agacharse doblando las rodillas y con el cuerpo recto y no inclinándose hacia adelante.
  • Realizar ejercicio a diario. Lo más recomendado son las caminatas y la natación.
  • Vigilar el aumento de peso. Lo ideal un kilo por mes máximo.
  • En ocasiones funciona tomar un vaso de leche o yogur.
  • Si con estas recomendaciones no se encuentra mejoría, se puede tomar antiácidos. Lo mejor es hablar con el médico para que te recete alguno.

Fuente: menudos peques

Share
This entry was posted on viernes, enero 19th, 2018 at 8:46 and is filed under Embarazo. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>