Infecciones durante el embarazo – Embarazo

Posted by: Anita Dinamita

febrero 2nd, 2018 >> Embarazo | Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

¿Sabías qué las infecciones en el periodo perinatal (desde las 28 semanas de embarazo hasta la primera semana de vida) pueden afectar a un 5/7 % de los bebés? Pero al contrario que los defectos congénitos, las infecciones se pueden evitar.
¿Qué es una infección perinatal y cuáles son los gérmenes más habituales en las infecciones perinatales?

La infección perinatal puede afectar al bebé durante la gestación (desde las 28 semanas), en el momento del parto o en las primeras horas y días de vida del recién nacido.

Estos son algunos de los gérmenes causantes de esas infecciones:

Estreptococo Beta Agalactiae (SGB), responsable del 45% de los casos de infecciones perinatales. Principalmente el bebé se contagia cuando pasa por el canal del parto. Puede causarle al bebé graves sepsis o septicemia (respuesta inmunitaria fulminante a una infección) en sus primeras horas de nacido.
Citomegalovirus (CMV). Responsable de casi la mitad de las infecciones perinatales y puede causarle al bebé malformaciones graves.
Otros gérmenes que también pueden afectar al bebé en un 1 / 2 % cada uno son: sífilis, sida, herpes, varicela zoster, toxoplasma… También debido a los movimientos migratorios, pueden aparecer infecciones más frecuentes de países tropicales, como el paludismo.

¿Cómo afecta la infección en el embarazo al bebé?

Anuncios



Cuando una mujer embarazada tiene una infección, esta puede afectar o no al bebé. Los factores más importantes a tener en cuenta son:

Tiempo en el que se produce el contagio. Infección prenatal o congénita (durante el embarazo). Infección intraparto: cuando hay sepsis por el estreptococo. Infección neonatal: Después del parto.
Vías de contagio del feto. El feto puede contagiarse de forma vertical, es decir, de la madre al hijo. Puede ocurrir durante la gestación (a través de la placenta, las trompas o la bolsa amniótica) o en el canal del parto. Es la forma principal, pero no la única. El bebé puede ser contagiado de forma horizontal con gérmenes hospitalarios, mientras está en el hospital después del nacimiento.
Germen causante. La mayor parte de las infecciones son causadas por los gérmenes estreptococo y citomegalovirus. Es decisivo la cantidad de germen que entra en contacto con el bebé y el estado inmunitario de la madre.
Momento en el que se produce el contagio. Cuando la infección aparece al principio del embarazo, puede provocar un aborto. Si ocurre al final de la gestación, el bebé ya está formado y podrán aparecer lesiones en algunos órganos (hígado, sistema nervioso… aunque no malformaciones), partos prematuros, retraso en el crecimiento, corioamnionitis.

¿Cómo disminuir el riesgo de infección en el embarazo?

Si estás buscando un embarazo, antes que nada visita al médico para que te haga una revisión, análisis, revisión de tu calendario de vacunación y que te recete ácido fólico.

Durante la gestación: Te realizarán controles analíticos para averiguar cómo están tus defensas y saber que infecciones has tenido y cuáles no. En el primer trimestre, te realizarán análisis de sangre y cultivo de orina para determinar rubéola, sífilis, hepatitis B y SIDA, toxoplasmosis y citomegalovirus.

En el tercer trimestre se hacen nuevos análisis, y más si hay riesgo infeccioso, y se estudia nuevamente la sífilis, hepatitis B y SIDA.

En el último mes, sobre las 36 semanas, te harán un cultivo vaginal para detectar el estreptococo.

Fuente: menudos peques

Share
This entry was posted on viernes, febrero 2nd, 2018 at 8:28 and is filed under Embarazo. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>