- Don Postre - https://www.donpostre.com -

Remedios naturales para el dolor de ovarios

Si bien el dolor de ovarios puede tratarse con remedios naturales [1]haciendo uso de la fitoterapia es importante estar en alerta ante estos dolores que abarcan la zona de los costados del abdomen, dado que al ser insensibles los ovarios no pueden causar dolor a pesar que esos tipos de dolores se identifican como tales. Cuando recurres a un médico, además de señalar en tu cuerpo el lugar donde se aloja el dolor, le comunicas que estás padeciendo dolor de ovarios.

[2]Más allá de toda explicación médica debes estar atenta porque puede tratarse de alguna enfermedad grave a pesar que si recurres a un médico de forma temprana puedes encontrar una solución a tu problema. Mientras tanto entonces puedes recurrir a la fitoterapia con jugos vegetales para tratar el dolor de ovarios. Por otra parte puedes hacer jugos orientados a esta problemática con distintas mezclas. Sin embargo la más apropiada es la mezcla de remolacha con cebolla.

Primero vas a lavar y pelar una remolacha  para licuarla y reservarla.


 La cebolla la vas a pelar y lavar para cocinarla en agua hasta que observes que a agua se ha reducido al 50% de su volumen inicial. Luego mezclarás todos los ingredientes y ya habrás obtenido tu jugo contra el dolor de ovarios para ingerir un vaso dos veces en el día.

¿Cómo actúan la cebolla junto con  la remolacha? Obviamente con sus principios activos mejorando la circulación de la sangre calmando el dolor al reducir la inflamación. Si bien implementando la fitoterapia en este caso con un jugo de remolacha y cebolla contra el dolor de ovarios no dudes en hacer una consulta con tu médico ginecólogo si estos dolores aparecen de forma recurrente, ya que no es normal. El médico ginecólogo es el único capacitado para poder diagnosticar la raíz u origen de este dolor y a partir de ese diagnóstico puede aconsejarte el mejor tratamiento además de un remedio casero. Haz una consulta lo más pronto posible con tu ginecólogo en caso de que tengas dolores de ovarios recurrentes fuera de tus períodos menstruales.

Fuente: cocina sana y nutritiva [3]


Share [10]