- Don Postre - https://www.donpostre.com -

Limpieza de armarios

De vez en cuando es conveniente limpiar despensas y armarios. Ahora surge la duda: ¿cómo los limpio para que queden higiénicos y no se estropeen? Aquí van unos trucos y consejos. ¡Gracias Ana H.!


Limpieza de despensas

Los armarios que sirven de despensa, donde almacenados alimentos deben limpiarse con mucha frecuencia. Se hará con una bayeta con agua y lejía. Después hay que dejarlos abiertos para que se sequen y se aireen.

Para prevenir manchas, los productos que pueden manchar, como son botellas de aceite, de vinagre, vino, etc, pueden dejarse sobre una bandeja con los bordes altos. Siempre será más fácil limpiar la bandeja que los estantes de las despensas.

Humedad en armarios y despensas

Para eliminar la humedad en despensas y armarios, podemos poner saquitos con  arroz o trocitos de tiza, para que éstos absorban la humedad.

Limpieza de armarios de cocina y despensas

Armarios de fornica y chapa de madera podemos limpiarlos con una bayeta con alcohol de quemar y amoníaco. Aclararemos con agua abundante y secaremos con una gamuza.

Armarios de madera los limpiaremos usando un trapo con agua y unas gotitas de amoníaco. Aclararemos con otra bayeta y secaremos con una gamuza.

Armarios con molduras. Para retirar suciedad de los recovecos, usaremos un cepillo y despues pasaremos una bayeta con agua y jabón líquido. A continuación aclaramos y secamos.

Armarios pintados con pintura plástica, los limpiaremos con una bayeta con agua jabonosa y secaremos con un trapo de algodón. Jamás deben usarse productos abrasivos y estropajos metálicos, la pintura puede estropearse y saltar.

Los armarios de cocina, es normal que les salte la grasa,e incluso comida, al estar cerca de los fogones. Podemos quitar estos restos con un paño y amoníaco o rociando con algún producto antigrasa.A continuación aclarando bien con una bayeta humedecida en agua.

Igualmente los azulejos de la cocina le podemos rociar con un producto antigrasa y despues aclarar con un trapo.

Igual se puede hacer con pomos, tiradores, etc.

Los tiradores metálicos los limpiaremos con un estropajo suave y detergente. Los secaremos muy bien y sacaremos brillo con una gamuza. Para que no chirríen, de vez en cuando podemos echarles unas gotitas de aceite.

Share [7]