- Don Postre - https://www.donpostre.com -

Limpieza de la cuberteria

Seguro que quieres mantener tu cubertería limpia, pero nueva como el primer día. ¿Y como hacer esto posible? ¿Como mantenerla como nueva usándola y teniendo que limpiarla? Aqui van unos trucos. ¡Gracias Ana H!

Para que la cubertería se mantenga inalterable durante muchos años, hay que limpiarla inmediatamente después de su uso, con agua templada y jabonoso.


Hay que evitar el agua muy caliente o hirviendo. No deben usarse estropajos ni productos abrasivos que puedan rallar o estropear la superficie de las piezas.

Cercos producidos por el agua.

Las gotas de agua pueden dejar antiestéticos cercos, al secarse, en nuestra cubertería. Para eliminarlas debemos pasar únicamente un trapo de algodón suave.

Cubertería en el lavavajillas.

Una vez terminado el programa de lavado, abriremos inmediatamente la puerta del lavavajillas para facilitar la eliminación de humedad. No dejaremos mucho tiempo la cubertería dentro del lavavajillas, pues se puede estropear.

Cubiertos de mango de madera o asta.

Se aconseja limpiarlos a mano con una bayeta suave y jabón neutro. Si decidimos lavarlos en lavavajillas, habrá de ser con un programa de temperatura baja.

Cubiertos de madera.

Los cubiertos de madera se van desgastando con el tiempo. Los mantendremos en perfecto estado untándolos con aceite una vez limpios y secos.

Cubiertos con verdín.

Las manchas de verdin desaparecen impregnando un trapo con una mezcla de vinagre caliente diluido en agua. Finalmente se frota y se aclara.

Cubiertos con manchas de frutas.

Se frotarán los cubiertos con un poco de ceniza y a continuación se aclaran y se secan.

Nunca debemos lavar los cubiertos de acero inoxidable con agua caliente en la que se haya vertido zumo de limón o vinagre, pues la cubertería se puede corroer.

Share [7]