- Don Postre - https://www.donpostre.com -

Limpieza de mosaicos

Los mosaicos se lavan con agua tibia y un detergente con amoníaco.

Luego se aclara bien y se pasa una esponja con agua y algo de lejía, que blanqueará las juntas.

Cuando el mosaico esté seco, se pasará un paño humedecido en alcohol de quemar y se sacará brillo con una gamuza seca.

¡Gracias Ana H.!

Share [7]