- Don Postre - https://www.donpostre.com -

Métodos para cocer el arroz

La mayor parte del arroz que se vende es de gran calidad y está listo para usarlo. No es necesario lavarlo antes de cocerlo y, como al lavarlo se pierden elementos nutritivos, es mejor prescindir de esa operación. He aquí una guía para cocer perfectamente el arroz.

[1]Hay cuatro métodos entre los que escoger. A continuación, se mencionan vario platos, de fama internacional, que realzan el valor del arroz cocido.

La única regla que deberemos seguir inevitablemente es no revolver el arroz mientras se cuece, porque, de otra manera, se pondrá pastoso. Hay que cocer el arroz hasta que quede consistente sin llegar a ablandarse demasiado. Probaremos, mordiendo un grano: tiene que ofrecer alguna resistencia. Calcularemos 100 gramos de arroz crudo por persona.

Método de absorción total

Es con mucho el mejor método de cocer el arroz, así como también el más seguro. Sencillamente determinamos la cantidad de arroz que necesitamos, lo ponemos en un tarro, con escala de medidas, y empleamos para cocerlo doble volumen de líquido.

Pasamos el arroz y el agua a una cazuela y añadimos sal a razón de media cucharadita por cada 50 gramos. Lo ponemos a hervir, removemos una sola vez, tapamos la cazuela y, a fuego bajo, lo mantenemos a punto de hervir durante 15 minutos sin levantar la tapadera (30 – 40 minutos para el arroz moreno). Al cabo de ese tiempo, todo el líquido debe haber quedado absorbido; los granos de arroz estarán sueltos.

Método del exceso de agua

Echamos el arroz a una cazuela de agua hirviendo con sal. Removemos una vez, tapamos y mantenemos a punto de hervir, durante 5 – 7 minutos. Hacia el final del tiempo de cocción, probaremos el arroz. Todavía ha de resultar bastante firme al morderlo; lo escurrimos rápidamente, lo lavamos bajo un chorro de agua fría para evitar que siga cociendo y se devuelve a la cazuela, que habremos lavado, para que se seque completamente, con fuego muy bajo, durante unos 10 minutos.

Método del horno

Este método es útil si al mismo tiempo está cocinando otros platos en el horno. Medimos el arroz y el agua de la misma manera que en el método de absorción total. Ponemos el arroz y la sal en una cazuela. Hacemos hervir el agua y la vertemos sobre el arroz. Tapamos y cocemos en el horno durante 20 minutos, hasta que los granos se pongan tiernos y esponjosos y toda el agua haya quedado absorbida. Levantamos el aroz, con un tenedor, y servimos.

Arroz al vapor

Emplearemos este método para el arroz servido con comidas de la cocina china: cocemos el arroz, empleando el método del exceso de agua, durante menos de 10 minutos hasta que los granos queden todavía consistentes. Lo escurrimos bien y lo envolvemos en muselina doblada para aumentar su grosor, o en una servilleta. Ponemos el envoltorio sobre un cesto de alambre, encima de agua hirviendo, tapamos bien y lo dejamos al vapor durante 20-25 minutos, hasta que se quede tierno el arroz. También se puede utilizar, con el mismo efecto, un colador.

En las tiendas de productos chinos se venden cestos especiales de bambú, también a la venta en las secciones correspondientes de algunos grandes almacenes.

Fuente: cocina de todo [2]

Share [9]