- Don Postre - https://www.donpostre.com -

Magdalenas de chocolate para Halloween

Magdalenas de chocolate para Halloween… ¡Deliciosamente terrorificas!

[1]INGREDIENTES

4 huevos grandes (separar las claras de las yemas)
Una pizca de sal
250 gramos de chocolate negro al 70%, picado
150 gramos de mantequilla sin sal, en cubos
Media cucharadita de pasta de vainilla
250 gramos de azúcar en polvo
125 gramos de almendras molidas
75 gramos de harina común

Para el glaseado de chocolate

150 gramos de chocolate negro al 70%, finamente picado
Crema doble 150 ml (crema de leche con un 48% de materia grasa o más)
1 cucharada de sirope dorado (melaza clara con agua, azúcar y limón)
2 cucharadas de leche entera caliente (opcional)

Para el glaseado de chocolate blanco

60 gramos de chocolate blanco, finamente picado
50 ml de crema doble

PREPARACIÓN

Precalentamos el horno a 180° C y forramos un molde de muffin de 12 unidades con fundas de magdalenas.

Batimos las claras de huevo y la sal a punto de nieve y reservamos.

Colocamos el chocolate y la mantequilla en una cacerola pequeña y derretimos suavemente a fuego muy lento, revolviendo ocasionalmente. Dejamos enfriar un poco.

Colocamos las yemas de huevo, la pasta de vainilla y el azúcar en un recipiente y batimos vigorosamente con un batidor de globo o un mezclador manual hasta que el azúcar se disuelva.

Poco a poco agregamos el chocolate en las yemas de huevo y removemos para combinar.

Agregamos las almendras y la harina y removemos hasta que la mezcla esté suave.

Añadimos un tercio de las claras de huevo mezcla con movimientos envolventes y luego incorporamos suavemente el resto.

Repartimos la mezcla entre las cestas de magdalenas, llenando casi hasta la parte superior. Horneamos por 20-25 minutos o hasta que los pastelitos estén firmes al tacto y la punta de un cuchillo insertado en el centro salga limpia. Enfriamos en el mismo molde y luego transferimos a una rejilla de alambre.

Ponemos el chocolate negro picado en un tazón pequeño.

Calentamos la crema y el sirope dorado hasta que esté casi hirviendo y vertemos sobre el chocolate.

Dejamos reposar por un par de minutos y luego revolvemos hasta que quede brillante y suave. Solo agregaremos la leche si necesitamos aclarar ligeramente el glaseado. Mantenemos el glaseado sobre una olla de agua caliente mientras se enfrían los cupcakes para evitar que se endurezca.

Colocamos el chocolate blanco en un recipiente. Calentamos la crema doble y vertemos sobre el chocolate. Dejamos reposar y revolvemos suavemente hasta que el chocolate se derrita.

Dejamos reposar hasta que el chocolate se enfríe un poco, pero todavía se pueda verter. Transferimos a una pequeña bolsa de plástico equipada con una pequeña punta redonda (o utilice una botella de silicona con una pequeña punta redonda).

Sumergimos una magdalena en el glaseado de chocolate para que la parte superior esté completamente cubierta. Alisamos el chocolate si es necesario.

Cuidadosamente dibujaremos una espiral de chocolate blanco sobre el glaseado. Con un palillo de dientes, arrastramos a través de la espiral desde el centro hasta el borde, para crear un efecto de telaraña. Repetimos con los cupcakes restantes.

Dejamos que el chocolate se fije antes de servir.

Fuente: menudos peques [2]

Share [9]