Técnicas para cocinar con microondas

Posted by: Anita Dinamita

noviembre 18th, 2012 >> .SABIAS QUE..., .TRUCOS en el hogar., Microondas | Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Existen diferentes técnicas que podemos utilizar para cocinar con un horno microondas. Dependiendo del tipo de alimento que vayamos a preparar deberemos realizar algunas acciones para mejorar el gusto del plato y no deteriorar el valor nutricional de los alimentos.

Cubrir la comida

Como en la cocina convencional, el cubrir la comida con una tapadera impide que se escapen el vapor y la humedad, ayudando así a reblandecer la comida y acelerando su cocción. Se recomienda para guisar verduras, estofados, guisos y para calentar alimentos que no sean de repostería. Muchos recipientes de microondas tienen tapaderas completas, pero, si no es así, puede utilizarse un plato adecuado boca abajo o un plástico transparente.


Remover la comida

Esta técnica se usa tanto para cocción convencional como en microondas, lo que ayuda distribuir el calor uniformemente. El remover evita que se hagan demasiado los bordes exteriores de la comida y ayuda a repartir el calor más rápidamente hacia el centro. El número de veces que es necesario remover depende de la cantidad de comida que se está cocinando.

Dar la vuelta a la comida

Aplicado a la cocción en microondas, ello puede querer decir volverla de arriba abajo, o bien girarla. Es necesario volver de arriba abajo comidas densas, como la carne o el pollo, para igualar el calor durante la cocción. Las excepciones a esta regla vienen dadas en el caso en que se esté cocinando con una sonda de temperatura o en un modelo de microondas que lleve incorporado plato giratorio.

Girar es mover la posición del recipiente durante la cocción y se recomienda en algunos casos para hacer repostería, para igualar la cantidad de calor en las distintas partes. No existe una regla general sobre cuándo hay que girar la comida, dadas las diferencias entre los distintos modelos de microondas, pero hay menos probabilidades de que esto sea necesario en modelos con plato giratorio o difusor de ondas.

Disposición de la comida

Cuando hay que guisar en varios recipientes individuales, como por ejemplo huevos al plato, disponganse en forma de anillo con un espacio entre  ellos, dejando vacío el centro del anillo.

Liberar la presión de los alimentos

Cualquier alimento que tenga una piel o membrana apretada debe ser pinchado antes de guisarlo. Se puede pinchar con un tenedor o un palillo.Si no se hace esto, la piel estallará a medida que crezca el vapor interior durante la cocción. Esto puede aplicarse a las patatas con piel, salchichas, higaditos de pollo, yemas de huevo, tomates, algunas frutas como las manzanas…

Protección de la comida

Las zonas sensibles de los alimentos deben protegerse de la energía de las microondas plena para evitar que se pasen. Pueden envolverse con pequeñas tiras de aluminio esas zonas sensibles, como las puntas de las alas o patas de las aves. A veces ciertas zonas de la pechuga, cabezas y colas de pescados enteros y la parte más fina de la pierna de cordero.

Como las hojas de aluminio refleja la energía de las microondas, estas zonas protegidas, que necesitan ser cocinadas más despacio, no se hacen por la energía de las microondas, sino por calor conducido por otras zonas de la comida. Se pueden cubrir con el papel de aluminio al principio de la cocción y quitarlo a la mitad de la misma, o utilizarlo cuando sea necesario en cualquier zona del guiso que parezca estarse haciendo con más rapidez que el resto.

La cantidad de aluminio que hay que usar debe ser pequeña en comparación con la superficie total del plato y no debe tocar las paredes del horno, porque ello podría provocar un “arco” en la cavidad.

Retirar los jugos de la cocción

Los jugos que sueltan ciertos alimentos durante la cocción, en particular la carne asada y las aves, como siguen atrayendo la energía de las microondas, pueden acabar evaporándose, por lo que es aconsejable retirar esos jugos a intervalos regulares durante la cocción y utilizarlos después para hacer la salsa.

Dorar la comida

Como se aplica poco calor a la superficie, la comida no toma calor facilmente, en especial cuando los tiempos de cocción son cortos. De todas maneras, algunos alimentos se dorarán ligeramente al cabo de bastante tiempo, y esto es más probable que ocurra con trozos grandes de carne con una buena cobertura de grasa, en las aves con bolsas de grasa bajo la piel, con carne picada que contenga bastante grasa y con beicon por su alternancia de grasa y magro. Pero por la velocidad a la que se cuecen, la profundidad del calor es menor que la que se consigue por métodos tradicionales.

Los trozos pequeños, como las costillas, chuletas, filetes, salchichas y trozos de pollo que necesitan menos tiempo de cocción, no se dorarán y tendrán, por tanto, un aspecto poco atractivo.

Sin embargo, para conseguir el color convencional basta con utilizar la bandeja de dorar que existe en el mercado, dorar el plato durante unos minutos en el horno tradicional, o utilizar especias con componentes especiales que contribuyen a dorar la comida.

Fuente: cocina de todo


Share
This entry was posted on domingo, noviembre 18th, 2012 at 12:01 and is filed under .SABIAS QUE..., .TRUCOS en el hogar., Microondas. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>