- Don Postre - https://www.donpostre.com -

Adornos navideños que son peligrosos para nuestras mascotas

Luces, cables, bolas, adornos, serpentinas… nuestro hogar se llena de adornos y objetos brillantes que pueden ser muy atractivos para nuestra mascota y a la vez pueden resultar una trampa peligrosa para nuestro perro o gato. ¡Vamos a aprender algunas recomendaciones para que la Navidad sea perfecta y sin disgustos mascoteros!

[1]La mejor opción para prevenir estos incidentes es enseñarle a «no tocar», pero no siempre es fácil hacerlo. Por eso es importante tomar ciertas precauciones durante las fiestas para evitar accidentes y un buen disgusto.

A la hora de decorar la casa o el árbol de Navidad piensa en la altura de tu mascota. Si pones los adornos del árbol muy bajos o cerca de algún mueble donde se pueda subir y alcanzar fácilmente, puede que intente cogerlos para jugar y al final acabe por tirarlo todo, incluido el árbol.

Ten en cuenta que también pueden golpear los adornos con el rabo, sobre todo en el caso de los perros. Lo más recomendable es asegurar los objetos que puedan romperse atándolos con un hilo o lazo.

Lo mejor es no dejar a su alcance objetos de pequeño tamaño que nuestra mascota pueda tragar. Los adornos navideños suelen ser muy atractivos y llaman mucho su atención, y aunque puede que simplemente se ponga a jugar con ellos como si fuera un juguete más, lo mejor es prevenir y ponerlos en un lugar al que no pueda acceder.



Cables eléctricos

Al instalar la iluminación del árbol de Navidad hay que estar atentos para que nuestro peludo no juegue con los cables, ya que puede enredarse en ellos y producirle asfixia o aplastamiento por caerse el árbol o decoraciones encima. Mucho cuidado para que no muerda o mastique los cables enchufados: podría sufrir una fatal descarga eléctrica o quemadura. Mantenlos recogidos y lo más enrollados posible hasta terminar de instalarlos.

Igualmente ocurre con las luces navideñas. Cuidado de que no las muerda o mastique para evitar descargas eléctricas o que pueda tragar algun cristal. Esto puede suponer la muerte, con total seguridad.

Tanto cables como luces, lo más conveniente es dejarlo todo desenchufado, recogido y en alto cuando no estemos en casa o bien dejar a nuestra mascota alejada del peligro, quizá en otra estancia de la casa donde no corran peligro.

Bolas navideñas

Estos objetos suelen estar fabricados con un material que, al romperse, es muy cortante y puede lastimar al animal. Evita las bolas decorativas de cristal y elige esferas de fieltro o cuerda menos peligrosas.

Cintas y serpentinas

Las cintas o lazos brillantes, serpentinas, espumillones o envoltorios de plástico son un peligro potencial para ellos. Pueden producirles asfixia, enroscarse en sus intestinos y obstruir su sistema digestivo.

Elementos de fuego

Las velas, bengalas y elementos de fuego fuera de su alcance. Además de evitarte un susto, también se lo evitarás a ellos. Por un lado, porque puede que tengan miedo y sufran por ello. Y por otro lado, porque puede provocarle quemaduras o  incendios en casa. Estos elementos son potencialmente peligrosos.

Plantas tóxicas

Si has adornado tu hogar con las típicas plantas navideñas como el muérdago, acebo o flor de Pascua (Poinsettia), deberemos colocarlar en lugares elevados y fuera de su alcance, ya que son plantas tóxicas que pueden darles problemas estomacales e incluso la muerte.

¿Existe algun truco para alejarlos?

Así es, pero no son trucos infalibles, pues se acostumbran al sabor y olor. Lo mejor es mantener fuera de su alcance todo lo peligroso. Sin embargo, aquí te comentamos algun truco casero:

Además de las precauciones anteriomente mencionadas, puedes rociar el árbol y adornos de Navidad con un repelente natural de cítricos mantendrá alejada a las curiosas mascotas, sobre todo, a los gatos.

Y no olvides que hay alimentos tóxicos típicos de estas fechas como los dulces o turrones de chocolate, nueces o alcohol que pueden ser una fuente de problemas de salud para nuestra querida mascota.




Share [8]