¿Limpiar con vinagre mata los gérmenes? Esto es lo que recomiendan los expertos

Posted by: Anita Dinamita

junio 12th, 2021 >> Limpieza de hogar | Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

A la hora de limpiar nuestro hogar es de vital importancia que nos aseguremos de que el producto que estamos usando sea el adecuado. De lo contrario, los resultados pueden ser contraproducentes.

Uno de los remedios más populares para quitar los gérmenes y suciedad de distintas superficies es el vinagre. En concreto, no solo deja completamente limpios suelos o tapices, sino también les otorga un brillo que antaño parecieron haber perdido. Sin embargo, dicho líquido, cuyo uso principal es aderezar ensaladas, no goza con el respaldo de la comunidad científica como agente antibacteriano. Y si estás pensando en limpiar tus instalaciones domésticas para evitar contagios con virus y bacterias, lee a continuación.

El vinagre, sin ir más lejos, no está registrado en la Agencia de Protección Ambiental (EPA) como un desinfectante efectivo para el hogar. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomienda en su lugar desinfectar las superficies con soluciones diluidas de lejía o de alcohol que no supere el 70%.

Aquellos productos que contienen alcohol o lejía son mejores que el vinagre, ya que este no es muy efectivo contra los virus.





“Si bien el vinagre tiene algunas propiedades desinfectantes, no es tan efectivo como los productos domésticos estándar”, asegura Alex Berezow, vicepresidente de comunicaciones científicas del Consejo Americano de Ciencia y Salud. “Realmente no sé por qué alguien se decantaría por el vinagre cuando hay un montón de opciones de limpieza en el mercado que son bastante efectivas”.

¿Por qué entonces tiene fama de excelente quitagrasas y suciedades? La respuesta está en las altas concentraciones de ácido que posee, el químico responsable de que las superficies queden tan brillantes. Sin embargo, no es lo suficientemente potente a la hora de desinfectar, “aquellos que contienen alcohol isopropílico o lejía son mejores”, sostiene Berezow.

El amoníaco es hidróxido de amonio y, además de desinfectar, es un potente desengrasante, ideal para cocinas y suelos

El ácido acético, componente principal del vinagre, ayuda a descomponer la suciedad y cambia químicamente la composición de las estructuras celulares de los gérmenes. Sin embargo, un estudio de 2010 descubrió que el vinagre de malta es poco efectivo eliminando los virus de la gripe (alrededor de un 10%), mientras que otro de 2014 asegura que también lo es a la hora de acabar con las bacterias que producen la tuberculosis.

Otras opciones

Evidentemente, el alcohol sigue siendo el rey de los desinfectantes. También la lejía. El agua oxigenada, por su parte, funciona muy bien para desinfectar superficies que no sean suelos, maderas o cerámicas, sino de uso más cotidiano: el teclado del ordenador o el ratón. Pero ya que es mejor prevenir que curar, lo mejor será que en todo momento sigas  las recomendaciones de seguridad.

También puede ser aconsejable mezclar dos de los productos anteriormente mencionados. Por un lado, el agua oxigenada con vinagre. Otros expertos ven también en el zumo de limón un potencial desinfectante, que si se combina con el agua oxigenada puede dar lugar a grandes resultados.

¿Lejía o amoníaco?

La eterna disyuntiva en cuanto a productos de limpieza se refiere. El amoníaco es hidróxido de amonio y, además de desinfectar, es un potente desengrasante, ideal para cocinas y suelos. También puede servir para limpiar cristales y suelos y, al igual que el vinagre, destaca por dejar las superficies más que brillantes.

La lejía, por su parte, elimina mejor las bacterias, y a diferencia del amoníaco es bastante oxidante, por lo que deberás hacer un uso moderado de ella si no quieres que tus materiales o superficies se estropeen. Va muy bien a la hora de desinfectar inodoros, bañeras o lavabos, aunque en este caso también puedes encontrar productos en el mercado que están específicamente fabricados para cumplir estas funciones.

A la hora de combatir los gérmenes, el claro vencedor es la lejía, ya que el amoníaco se usa más para blanquear que para eliminar agentes tóxicos para el organismo.

Por último, recuerda siempre seguir cuidadosamente las instrucciones de uso, y utilizar las medidas de protección adecuadas, al manipular este tipo de productos químicos para limpiar.

Y, por supuesto, NUNCA DEBES MEZCLAR LEJIA CON AMONIACO.





Share
This entry was posted on sábado, junio 12th, 2021 at 6:57 and is filed under Limpieza de hogar. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>