Marisco y pescado durante el embarazo ¿qué precauciones debo tomar?

Posted by: Anita Dinamita

diciembre 13th, 2020 >> Embarazo | Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

La alimentación durante el embarazo puede ser confusa, sobre todo en lo que respecta a las pautas sobre los mariscos. A continuación, te ofrecemos ayuda para comprender la información.

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de comer productos de mar durante el embarazo?

Los productos de mar, que comprenden el pescado y los mariscos, pueden ser una excelente fuente de proteínas, hierro y cinc, nutrientes vitales para el crecimiento y el desarrollo del bebé. Los ácidos grasos omega-3 en muchos pescados, así como el ácido docosahexaenoico, también pueden favorecer el desarrollo del cerebro del bebé.

Pero algunos tipos de productos de mar —especialmente los pescados depredadores grandes, como el tiburón, el pez espada, la caballa real y el pangasius— pueden contener niveles elevados de mercurio. Aunque el mercurio en los productos de mar no es peligroso para la mayoría de los adultos, deben tomarse precauciones especiales si estás embarazada o si planeas quedar embarazada. Si comes pescado con alto contenido de mercurio regularmente, esta sustancia puede acumularse en el torrente sanguíneo con el paso del tiempo. Una cantidad excesiva de mercurio en el torrente sanguíneo podría dañar el sistema nervioso y el cerebro en desarrollo del bebé.

¿Qué es seguro comer?






Come diferentes mariscos y pescados con bajo contenido de mercurio y alto contenido de ácidos grasos omega 3, tales como los siguientes:

  • Salmón
  • Anchoas
  • Arenque
  • Sardinas
  • Trucha de agua dulce
  • Caballa del Pacífico

Otras opciones seguras incluyen las siguientes:

  • Camarones
  • Abadejo
  • Tilapia
  • Bacalao
  • Bagre
  • Atún enlatado en agua

Sin embargo, debes limitar el atún blanco (albacora) y los filetes de atún.

¿Hay otras pautas para el consumo de mariscos durante el embarazo?

Ten en cuenta estas precauciones:

  • Evita los peces grandes y los depredadores. Para reducir tu exposición al mercurio, no comas tiburón, pez espada, caballa gigante o blanquillo.
  • Evita el pescado y los mariscos crudos. Para evitar bacterias o virus dañinos, no comas pescado ni mariscos que no estén cocinados, lo cual incluye ostras, sushi, sashimi y pescados crudos refrigerados cuyas etiquetas indiquen «estilo nova», «lox», «kipper», «ahumado» o «charqui».
  • Cocina bien los mariscos. La mayoría de los mariscos deben cocinarse a una temperatura interna de 63 °C. El pescado estará listo cuando se desarme con facilidad y todas sus partes se vean opacas. Cocina los camarones y la langosta hasta que la carne esté nacarada y opaca. Cocina las almejas, los mejillones y las ostras hasta que se abran las conchas. Desecha las que no se abran.

El marisco es un alimento delicioso, pero durante esta importante etapa del embarazo hay que ponerse límites.

A continuación, señalamos los riesgos principales del consumo de marisco estando embarazada:

Salmonelosis

– La salmonelosis es uno de los principales peligros de comer marisco en el embarazo. Es una enfermedad producida por la ingesta de alimentos contaminados por una bacteria llamada salmonela, causante de intoxicaciones alimentarias, especialmente por carnes o pescados crudos.

Afecta al aparato intestinal.

Los síntomas más comunes son  diarrea, fiebre y calambres abdominales de hasta tres días de duración. La mayoría de las personas sanas se recuperan sin tratamiento específico.

-En algunos casos, la diarrea provocada por la infección puede provocar deshidratación, por lo que es fundamental acudir a urgencias, sobre todo, en caso de embarazo.

Anisakis

– El anisakis es un gusano nematodo que habita en el sistema digestivo de los peces y los mamíferos marinos, y que también causa intoxicaciones alimentarias. Se adquiere a través del consumo de pescado contaminado, principalmente.

– Las personas que consumen pescado con anisakis pueden notar los síntomas de la infección, como máximo, 24 horas después de comerlo.

Entre los principales síntomas  se encuentran náuseas y vómitos continuos, erupción cutánea, dolores abdominales intensos y aumento de la temperatura corporal. 

Toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad parasitaria producida por un protozoo minúsculo: el toxoplasma Gondii. En ocasiones, la toxoplasmosis genera síntomas graves, en especial, en pacientes inmunodeprimidos o enfermos de VIH. 

Si la mujer contrae toxoplasmosis durante el embarazo, puede sufrir abortos o malformaciones congénitas que pueden afectar al cerebro, los ojos y otros órganos del feto. 

Los síntomas de la toxoplasmosis en el embarazo son casi imperceptibles. Pueden ser similares a los de una gripe o un resfriado: ligera hinchazón de los ganglios del cuello, fiebre, dolor de garganta, dolores musculares y cansancio.

Los síntomas se suelen manifestar unas dos o tres semanas después de la infección. Sin embargo, la toxoplasmosis puede incluso no presentar síntomas.

CONCLUSIONES

Si estás embarazada y deseas comer marisco ocasionalmente, te explicamos qué medidas preventivas debes tomar para no correr riesgos:

  • No abuses del consumo de marisco. Tan solo de forma ocasional.
  • En general, no consumas ningún tipo de marisco que esté crudo o que pienses que no está bien cocinado.
  • Pescados como el pulpo o la sepia se pueden comer en pequeñas cantidades, siempre que se hayan cocinado a altas temperaturas. Es importante, una vez más, y sobre todo en el caso de los cefalópodos (calamar, sepia…), que nunca los consumas crudos.
  • No chupes las cabezas de las gambas y los langostinos, los mejillones y las almejas: podrías estar ingiriendo metales peligrosos, como el cadmio, que puede provocar disfunciones renales.
  • No consumas mariscos y pescados ricos en mercurio, ya que podrías dañar al feto. Se considera que este metal pesado puede obstaculizar de manera grave el desarrollo del bebé.
  • La mejor manera de comer marisco es a la plancha o cocido.

No obstante, te recomendamos que, cuando tengas dudas sobre qué alimentos o mariscos ingerir durante el embarazo, consultes al ginecólogo o a la matrona que siguen tu embarazo.

Share
This entry was posted on domingo, diciembre 13th, 2020 at 8:20 and is filed under Embarazo. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>