Tarta Napoleón

Posted by: Anita Dinamita

junio 10th, 2021 >> Postres del Mundo, Tartas | Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

La tarta Napoleón es muy típica en los hogares rusos durante la Nochevieja. Se trata de un enorme pastel de varios pisos de hojaldre y crema muselina, coronado con hojaldre desmenuzado.

Estos pasteles tenían un propósito cuando se crearon por primera vez (solía ser un pastel de formato individual relleno de crema) y se hicieron para simbolizar la forma del sombrero de Napoleón (bicornio triangular) después de la derrota.

Se dice que la decoración superior simboliza la nieve que, supuestamente, ayudó a los rusos a derrotar a Napoleón.

A día de hoy, sigue siendo costumbre consumir este pastel para celebrar Nochevieja, puesto que la festividad del nuevo año y la derrota de Napoleón parecen ir todavía de la mano. Es un testimonio de la historia de Rusia y de lo mucho que sus habitantes siguen adorando este pastel y todo lo que representa, tanto que se mantiene hoy en día.

Su elaboración es muy sencilla de llevar a cabo y podremos prepararlo con ingredientes muy sencillos; mantequilla, azúcar, leche, huevos, almidón de maíz, sal, harina de trigo y agua helada. Eso sí, el requisito indispensable para lograr un buen resultado, además del cariño, es dejar reposar la tarta montada durante toda la noche en el frío. De ese modo, logramos que el hojaldre adquiera una textura más suave gracias a la humedad de la crema.

INGREDIENTES

Ingredientes para un pastel

  • 500 gramos de hojaldre, casero o comprado.

CREMA MUSELINA:

  • 500 gramos de leche entera
  • 60 gramos de azúcar
  • 40 gramos de Maizena
  • 20 gramos de harina floja de repostería
  • 4 yemas de huevo L
  • 150 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 120 gramos de leche condensada
  • 2 cucharadas de Brandy

PARA DECORAR:

  • 200 gramos de nata líquida para montar, muy fría
  • 2 cucharadas de azúcar glas
  • flores (facultativo)

MATERIAL QUE NECESITAREMOS:

  • rodillo
  • cuchillo o cortador
  • bandejas perforadas
  • rejillas enfriadoras
  • pala curvada o espátula
  • manga pastelera + boquilla Saint Honoré de 18 mm

PREPARACION




PRIMER DÍA

Preparamos el hojaldre.

Primero tendremos preparado el hojaldre, que podemos comprar hecho

Preparamos la crema pastelera.

Aquí podréis ver cómo preparar la crema pastelera.

Una vez que esté lista, se deja reservada a temperatura ambiente (cubierta a piel con film) hasta que enfríe por completo.

Cocemos el hojaldre.

Precalentamos el horno a 190ºC con calor arriba y abajo ó 180ºC con aire (esta última opción nos permitirá hornear dos bandejas a la vez y ahorrar en tiempo de cocción).

Si usamos hojaldre comprado, mantendremos las dimensiones del rectángulo de la masa.

Cortamos tiras de 2-3 cm de ancho, cuanto más gruesas sean, más vistoso resultará en formato final. En este caso se ha cortado una plancha con 2 cm de ancho y la otra con 3 cm de ancho, de este modo pude alternar distintos grosores.

Colocamos el hojaldre en dos bandejas perforadas forradas con papel de horno y cocemos durante 16 minutos, deberán adquirir un ligero color dorado.

Sacamos y dejamos enfriar por completo sobre rejillas.

Batimos la mantequilla para la muselina.

En el bol  añadimos la mantequilla y batimos a velocidad media con ayuda de la varilla. Debemos obtener una textura muy aireada, cremosa y de color blanquecino.

Hacemos la muselina (crema pastelera + mantequilla).

Con ayuda de unas varillas batimos la crema pastelera para suavizarla. Reservamos.

Una vez que tengamos la mantequilla lista, añadimos un poco de leche condensada y batimos. Añadimos el resto y volvemos a batir a velocidad media hasta que se integre por completo.

Incorporamos, poco a poco, la crema pastelera y mezclamos hasta que se integre por completo.

Continuamos añadiendo crema pastelera a medida que se integre con la mantequilla y mezclamos hasta homogeneizar. Este paso lo llevaremos a cabo hasta integrar toda la crema.

Montamos la tarta Napoleón rusa.

Preparamos una base, bastante amplia, con film de plástico.

Extendemos un poco de crema muselina, suficiente cantidad para que podamos colocar la primera capa de hojaldre.

Colocamos 6-7 bastones de hojaldre sobre la base de crema que hemos extendido.

Disponemos un poco de crema sobre ellos y extendemos con ayuda de una pala curvada.

Colocamos otra capa de bastones de hojaldre, en esta ocasión colocaremos uno menos para ir creando un aspecto triangular.

Extendemos otra capa de crema sobre el hojaldre.

Repetimos este mismo paso dos veces más.

Debemos reservar unos 4-5 bastones de hojaldre para la decoración superior (los pulverizaremos) y unas 4-5 cucharadas de crema.

Extendemos un poco de crema por el exterior del pastel, recordad que debemos reservar un poco para la decoración final.

Una vez montado el pastel, cogemos los extremos del film y cubrimos. Procuraremos dar un acabado de semi esfera ejerciendo un poco de presión, pero sin excedernos. Recordad que el hojaldre es delicado y podemos romperlos.

Sellamos muy bien los extremos, si lo deseáis podéis poner pinzas, y refrigeramos hasta el día siguiente. En mi caso la dejé durante 18 horas.

La crema que hemos reservado, la guardamos en un tupper o recipiente hermético y refrigeramos.

SEGUNDO DÍA

Preparamos la nata.

Antes de disponernos a montar la nata debemos asegurarnos de dos cosas:

  • La nata debe estar al menos 24 horas en el frío
  • El bol donde montemos la nata debe estar frío. Os recomiendo utilizar uno de aluminio e introducirlo en el congelador 20 minutos antes de disponernos a montar la nata.
  • Vertemos la nata en el bol frío y comenzamos a montar con unas varillas eléctricas a velocidad 1.
  • Una vez que comience a tomar cuerpo, añadimos el azúcar poco a poco y sin dejar de batir. Aumentaremos la velocidad de manera gradual pero sin llegar nunca a la máxima. Lo ideal es una velocidad media.
  • Batimos hasta que obtengamos una nata con mucho cuerpo. Cuidado de no sobre batirla o haremos mantequilla…
  • Cubrimos el bol con film y refrigeramos hasta el momento que vayamos a utilizarla.
Terminamos la decoración del pastel Napoleón.

Sacamos el pastel y la crema del frío.




Retiramos el film del pastel y, con mucho cuidado, pasamos este a una fuente o plato donde lo vayamos a presentar.

Para evitar manchar el plato donde lo vamos a servir, colocaremos tiras de papel sulfurizado por los laterales. Extendemos la crema que habíamos reservado por toda la superficie del pastel y alisamos. No es necesario que quede perfecto.

Troceamos/pulverizamos los bastones de hojaldre que habíamos reservado el día anterior.

Decoramos toda la superficie del pastel con el hojaldre pulverizado. Presionaremos, con suavidad, para fijar las escamas de hojaldre.

Una vez decorado, refrigeramos durante 20 minutos.

El toque final.

Introducimos la nata montada en una manga pastelera con boquilla Saint Honoré de 18 mm.

Decoramos la superficie del pastel del modo que os muestro en el vídeo o con otra decoración a vuestra elección.

Finalmente disponemos flores frescas, sprinkles, frutos secos o lo que prefiramos.

Servimos.

Share
This entry was posted on jueves, junio 10th, 2021 at 7:16 and is filed under Postres del Mundo, Tartas. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>