Lemon pie con leche condensada

Posted by: Anita Dinamita

junio 18th, 2021 >> Postres con LECHE CONDENSADA, Tartas | Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

La leche condensada es leche entera o desnatada que se somete a un proceso de evaporación. En dicho proceso, se extrae una parte del agua de la leche y, posteriormente, el producto obtenido se cocina con azúcar hasta conseguir que caramelice y adquiera, así, una textura espesa.

El lemon pie o pie de limón es una tarta irresistible, pero si le adicionamos leche condensada se convierte en un bocado exquisito, sobre todo para los amantes del contraste limón-merengue. Esa mezcla entre la acidez del limón y el dulzor del merengue es irresistible.

Se trata de un postre fácil, aunque requiere algo de paciencia.

INGREDIENTES

  • Para el relleno:
  • Para la masa:
  • Para el merengue:




PREPARACION

Para hacer la tarta lemon pie con leche condensada, primero vamos a preparar el relleno.

Para ello, ponemos en agua las dos hojas de gelatina para que se hidraten.

Después, exprimimos los limones para obtener su zumo.

En un cazo ponemos el zumo de limón obtenido, las cuatro cucharadas de azúcar, la leche condensada, la mantequilla cortada en trozos, las cucharadas de maicena y los huevos y la yema batidos ligeramente. Removemos todo hasta que veamos que la maicena se ha disuelto sin grumos y lo ponemos a fuego suave. Vamos removiendo con unas varillas constantemente, sobre todo al final, hasta que la mezcla espese.

Retiramos el cazo del fuego, escurrimos las hojas de gelatina y la añadimos una a una mientras removemos detrás de cada adición. Dejamos enfriar la crema del pìe de limón con leche condensada.

Truco: Para que la crema se enfríe antes la cambiamos del cazo original a otro recipiente.

Y ahora, vamos con la base de la tarta de limón con leche condensada. Para ello ponemos en un bol la harina, el azúcar, la almendra molida y la mantequilla cortada en trozos. Amasamos con la mano hasta tener una textura tipo serrín.

También os podéis saltar este paso utilizando la receta de masa quebrada casera o comprada ya hecha.

Truco: Si no tenemos almendra molida la podemos sustituir por la misma cantidad de harina.

Batimos el huevo ligeramente y se lo añadimos. Amasamos con las manos hasta obtener una masa homogénea.

Formamos una bola con la base del pastel de limón con leche condensada, la envolvemos en papel film y la dejamos reposar en la nevera unos 30 minutos.

Precalentamos el horno a 180 ºC. Sacamos la masa de la nevera, enharinamos ligeramente una superficie de trabajo y con ayuda de un rodillo extendemos la masa.

Engrasamos una tartera de unos 22 cm de diámetro, preferiblemente desmontable. Ponemos la masa en ella y recortamos el exceso. La acomodamos bien con las manos al molde. Pinchamos con un tenedor la base, cubrimos la tartera con papel de horno y ponemos unas legumbres secas para que la masa no suba al hornear. Horneamos la masa del pie de limón con leche condensada unos 15 minutos con calor arriba y abajo a 180 ºC. La sacamos del horno y retiramos con cuidado el papel de horno con las legumbres y la volvemos a meter al horno para que se dore un poquito, 5 minutos más.



Una vez la masa esté horneada, la desmoldamos con cuidado y la dejamos enfriar en una rejilla. Rellenamos la tarta con la crema de limón y leche condensada y la reservamos en la nevera unas 6 horas o mejor de un día para otro.

Una vez cuajada, el lemon pie con leche condensada, es el momento de decorarlo. Para ello ponemos en un bol las claras de huevo, que no tienen que estar frías sino a temperatura ambiente. Con ayuda de unas varillas eléctricas montamos las claras junto con una pizca de sal. Cuando estén ya bastante subidas, le añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta formar picos.

Ponemos el merengue en una manga pastelera con una boquilla en forma de estrella y formamos pequeños montones de merengue por toda la superficie de la tarta hasta cubrirla.

Truco: Si no tienes manga pastelera, no pasa nada, pon el merengue a cucharadas formando picos hacia arriba.

Y ya sólo nos queda gratinar la tarta de limón con leche condensada en el horno hasta que se dore un poco el merengue, o si tenéis un soplete de cocina, dorar igualmente la superficie de la tarta con él.

Y ya está listo para consumir. Reservaremos el lemon pie con leche condensada en la nevera hasta el momento de su consumo.

Share
This entry was posted on viernes, junio 18th, 2021 at 7:12 and is filed under Postres con LECHE CONDENSADA, Tartas. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>