Posts Tagged ‘embarazo’

Cuidar la espalda durante el embarazo

Posted by: Anita Dinamita

abril 12th, 2018 >> Embarazo

El dolor de espalda durante el embarazo es muy común, especialmente en los últimos meses cuando los ligamentos se aflojan y el crecimiento del bebé afecta la postura. Los cambios físicos causados por el embarazo son factores de riesgo a la hora de sufrir lesiones en la espalda.

Una de las razones principales por la que la espalda corre riesgo de lesión es por el aumento de peso y volumen del abdomen. Esto ejerce una presión adicional sobre el arco en la parte inferior de la espalda y también puede tensar las articulaciones.

Los cambios hormonales durante el embarazo hacen que los ligamentos se relajen, afectando a la columna y pelvis.

Si no se está en forma, la  mujer tiene sobrepeso o fuma, es más probable que experimente dolor de espalda o ciática durante la gestación. El ejercicio regular puede reducir este riesgo.

Tratamiento de la lesión de espalda durante el embarazo

Si sufres una lesión de espalda mientras estás embarazada, los ejercicios sencillos y el uso de soporte para la espalda suelen ser suficientes para reparar la lesión. En casos muy raros, las mujeres embarazadas pueden tener una lesión grave, como una hernia discal.

Muchas mujeres tienen problemas de espalda existentes antes de quedar embarazadas, como escoliosis, espondilolistesis o una afección del disco lumbar. A veces, sus problemas de espalda mejoran durante el embarazo, pero a veces empeoran. Es importante mencionar cualquier problema de espalda al equipo médico.

Consulta a tu médico si necesitas tomar medicamentos para controlar el dolor de espalda. El paracetamol es uno de los analgésicos más seguros durante el embarazo.

Una lesión de espalda no debe afectar el trabajo de parto. También es posible la administración de epidural. Consulta con el médico.
Cómo proteger tu espalda

Se puede proteger la espalda durante el embarazo cambiando algunos hábitos. Especialmente los últimos meses de embarazo.

Evita levantar objetos pesados. Si tienes que levantar algo pesado, dobla las rodillas, mantén la espalda recta y aprieta el suelo pélvico y los músculos abdominales. Asegúrate de que el objeto que estás levantando permanezca cerca de tu cuerpo.

Procura tener siempre una buena postura. Intenta mantener tu pelvis simétrica. Cuando estés de pie el peso debe caer en ambas piernas y la espalda recta. Evita estar de pie por mucho tiempo. Siéntate derecha con el trasero en la parte posterior de la silla y tus pies en un taburete si es necesario.

Evita actividades que puedan lastimar tu espalda. Como doblarte o subir escaleras o pendientes muy empinadas.

Duerme de lado con una almohada entre las rodillas. Para salir de la cama, rueda hacia un lado con las rodillas juntas. Luego usa tus brazos para apoyarte mientras balanceas tus piernas en el suelo.

LEER MÁS »

Share

Acidez en el embarazo

Posted by: Anita Dinamita

marzo 3rd, 2018 >> Embarazo

Acidez durante el embarazo, ¿por qué se produce?¿Cómo se puede aliviar?

Uno de los síntomas más frecuentes en el 50% de los embarazos es la acidez, que puede presentarse con quemazón, pirosis, ardor o dolor, en la zona que va desde el estómago hacia el esófago y aumento de vómitos y náuseas.

¿Por qué aparece la acidez en el embarazo?

El ácido lo segrega el estómago para facilitar la digestión. La boca se une al estómago a través del esófago. Entre estos dos últimos, hay como una válvula que evita que los alimentos refluyan de vuelta hacia el esófago. Pero esto puede verse alterado durante la gestación por las siguientes causas:

Aumento del tamaño del útero, que desplaza los órganos digestivos hacia arriba y modifica el ángulo de la válvula, haciendo la digestión más difícil y favoreciendo que suba el reflujo al esófago. Haciéndose más frecuente en los últimos meses de embarazo.

La hormona progesterona, que relaja los músculos del aparato digestivo y hace que las digestiones se vuelvan lentas y permite que el reflujo suba.

Recomendaciones para evitar o mejorar la acidez en el embarazo

LEER MÁS »

Share

Infecciones durante el embarazo – Embarazo

Posted by: Anita Dinamita

febrero 2nd, 2018 >> Embarazo

¿Sabías qué las infecciones en el periodo perinatal (desde las 28 semanas de embarazo hasta la primera semana de vida) pueden afectar a un 5/7 % de los bebés? Pero al contrario que los defectos congénitos, las infecciones se pueden evitar.
¿Qué es una infección perinatal y cuáles son los gérmenes más habituales en las infecciones perinatales?

La infección perinatal puede afectar al bebé durante la gestación (desde las 28 semanas), en el momento del parto o en las primeras horas y días de vida del recién nacido.

Estos son algunos de los gérmenes causantes de esas infecciones:

Estreptococo Beta Agalactiae (SGB), responsable del 45% de los casos de infecciones perinatales. Principalmente el bebé se contagia cuando pasa por el canal del parto. Puede causarle al bebé graves sepsis o septicemia (respuesta inmunitaria fulminante a una infección) en sus primeras horas de nacido.
Citomegalovirus (CMV). Responsable de casi la mitad de las infecciones perinatales y puede causarle al bebé malformaciones graves.
Otros gérmenes que también pueden afectar al bebé en un 1 / 2 % cada uno son: sífilis, sida, herpes, varicela zoster, toxoplasma… También debido a los movimientos migratorios, pueden aparecer infecciones más frecuentes de países tropicales, como el paludismo.

¿Cómo afecta la infección en el embarazo al bebé?

LEER MÁS »

Share

Acidez y Ardor de Estómago en el Embarazo. Causas y Consejos – Embarazo

Posted by: Anita Dinamita

enero 19th, 2018 >> Embarazo

Es muy habitual durante el embarazo sentir acidez, quemazón, ardor, dolor en la zona que va desde el esófago hacia el estómago, llegándose a complicar muchas veces con la aparición de náuseas y vómitos. ¿Pero qué causa estos problemas tan molestos durante la gestación? Aquí te lo contamos y te damos unas recomendaciones para aliviarlos.

¿Qué causa el ardor y la acidez en el embarazo?

 

  • Aumento de la progesterona. Esta hormona afecta a la musculatura del aparato digestivo y relaja los movimientos del intestino, esto contribuye a que aparezca el estreñimiento, los gases, digestiones pesadas, náuseas, etc. Y a todo esto hay que añadirle, que no permite al estómago cerrar bien favoreciendo que aparezca el reflujo del ácido y suba por esófago hacia la boca.
  • Aumento del volumen del útero. El  crecimiento del útero va comprimiendo y desplazando todos los órganos digestivos hacia arriba, complicando la situación.
  • Predisposición genética a tener problemas digestivos.

Recomendaciones para evitar o aliviar la acidez y el ardor en el embarazo:

LEER MÁS »

Share

Embarazo Empático – Síntomas de Embarazo en el Hombre

Posted by: Anita Dinamita

noviembre 5th, 2017 >> Embarazo

El síndrome de couvade, comúnmente llamado embarazo empático se compone de una serie de síntomas que padecen los hombres durante el embarazo de su pareja.

La sintomatología depende de cada hombre.

Algunos de los signos que pueden aparecer son: Náuseas, antojos, dolor de cabeza, aumento del apetito, ansiedad, cambios de humor, trastornos en el sueño, aumento de peso, dolor en el abdomen, calambres, dificultad para concentrarse, etc.

Al igual que en la mujer los síntomas suelen ser más frecuentes durante el primer y último trimestre. Por lo general desaparecen una vez se produce el parto, aunque a veces pueden prolongarse durante el posparto.

No olvidemos que el hombre también se está preparando para la paternidad y que también sufre cambios hormonales. Las hormonas responsables son la testosterona (disminuye), la prolactina y el estradiol (aumentan) y es probable que el hombre esté más tierno, empático y protector.

LEER MÁS »

Share

Controles en un embarazo normal – Tercer trimestre

Posted by: Anita Dinamita

septiembre 24th, 2017 >> Embarazo

Cuatro a cinco semanas antes de la fecha probable del parto, se puede realizar la toma de una muestra vaginal y/o rectal para determinar si eres portadora del estreptococo beta hemolítico, una bacteria que no  causará ningún problema pero hay que evitar que contamine al bebé en el momento del parto. Si la prueba da positivo le  darán  a la embarazada antibióticos para evitar esa infección.

También le  harán análisis de sangre y orina para descartar anemia y presencia de infecciones urinarias.

Sobre la 28 semanas se repetirán las pruebas de grupo sanguíneo ABO, Rh y otros antígenos de la sangre de la madre, para prevenir la enfermedad hemolítica del recién nacido. Si resulta Rh D negativa también se deben ofrecer estas pruebas al padre biológico. Según los resultados, se estudiará la compatibilidad sanguínea de la madre con la del feto y, en su caso, puede proponerse la administración de un suero con carácter preventivo a las 28 semanas, si es Rh D negativa, salvo que el padre también sea RH D negativo.

LEER MÁS »

Share

Controles en un embarazo normal – Segundo trimestre

Posted by: Anita Dinamita

septiembre 12th, 2017 >> Embarazo

Controles en el segundo trimestre de embarazo:

Test de O’Sullivan: Es necesario hacer una prueba para detectar diabetes gestacional en este trimestre, especialmente en el caso de que tengas antecedentes familiares o factores de riesgo para padecer diabetes. Se realiza entre las semanas 24 y 28.

Cultivo de orina: Para detectar infecciones asintomáticas, ya que en ocasiones estas infecciones son responsables de alteraciones en la madre y el feto. Suele hacerse en las semanas 15 a 16.

Análisis de sangre. Uno por trimestre

Ecografía: Para detectar anomalías o defectos estructurales del feto entre las semanas 18-20.

Control de peso, en cada visita.

LEER MÁS »

Share

Controles en un embarazo normal – Primer trimestre

Posted by: Anita Dinamita

septiembre 3rd, 2017 >> Embarazo

Es muy importante  acudir al médico desde que la mujer se entera que está embarazada o sospecha que puede estarlo. Y si se está planificando un embarazo, lo ideal es acudir al médico para comprobar que está todo bien o tomar las medidas necesarias que lo esté.

El embarazo necesita unos controles para asegurarse de que todo va bien y que no hay riesgos para la madre y el bebé. Así que desde que sepas o creas que puedes estar embarazada acude a tu centro de salud.

El médico y la matrona pedirán analítica y ecografía, darán recomendaciones y programarán el seguimiento del embarazo.

El personal que atenderá el embarazo suele estar formado por médico de cabecera, ginecólogo/a, matrona, enfermeros/as. Depende del área sanitaria de cada lugar.

En la primera visita suele entregarse la Cartilla de la embarazada, en donde se recogen los datos más importantes del embarazo, parto y puerperio y de esta forma facilitar el seguimiento de la gestación para las visitas médicas a las que se acuda. Por lo tanto, es recomendable llevar la cartilla en esos casos y al salir de viaje.

Controles en el primer trimestre:

Análisis de sangre y orina:

En ella se valorarán los parámetros generales de la sangre, para así descartar la presencia de anemia e identificar el grupo sanguíneo y el RH. También es recomendable comprobar el estado inmunitario frente a algunos agentes como, sífilis, hepatitis B y VIH. La detección precoz de estas infecciones es fundamental.

En los análisis de orina, generalmente, se buscan infecciones. Las embarazadas que suelen tener infecciones urinarias deben ser vigiladas con cultivos a lo largo del embarazo.

Test combinado del primer trimestre:

LEER MÁS »

Share

El mercurio durante el embarazo

Posted by: Anita Dinamita

agosto 18th, 2017 >> Embarazo

El mercurio es un metal pesado, que por sus características, se almacena en nuestro cuerpo si se está expuesto a él o se ingiere.

Si la mujer está embarazada debe conocer en qué alimentos se encuentra este metal, o donde puede contaminarse, para así evitarlo en la medida de los posible.

El mercurio atraviesa la barrera placentaria y puede alcanzar al feto, causando serios trastornos en su desarrollo.

Podemos encontrar mercurio en:

LEER MÁS »

Share

Cuídate durante tu embarazo

Posted by: Anita Dinamita

agosto 6th, 2017 >> Embarazo

En este artículo se van a dar una serie de recomendaciones alimentarias, se hablará sobre la importancia del ácido fólico y el yodo para el feto, también sobre los medicamentos, con los que hay que tener mucho cuidado, incluso con los que son de herboristerías. Y también se tocan otros temas cómo las vacunas, la Prevención de defectos congénitos en el feto, la Prevención de enfermedades infecciosas y otros puntos de interés en el embarazo.
Hay que seguir todas estas recomendaciones para unos buenos cuidados y llevar un embarazo sano.

Alimentación sana y equilibrada (Menos cantidad, más calidad): No necesitas hacer una dieta especial, pero no olvides que tu alimentación influye en el desarrollo y crecimiento del bebé.

Sigue una alimentación variada, que incluya todos los nutrientes, aquí te van algunos consejos:

  • Frutas, hortalizas y verduras.
  • Alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (pan, pasta, arroces y patatas).
  • Alimentos ricos en fibras (pan integral, frutas y verduras y legumbres).
  • Proteínas (carnes, pescados, huevos, legumbres como alubias, garbanzos y lentejas).
  • Pescado (evitan consumir pescados de gran tamaño como pez espada, o emperador, atún rojo, cazón… por su alto contenido en mercurio)
  • Es recomendable que te guíes por la pirámide nutricional para elaborar tus menús diarios.
  • Limita los dulces, las chucherías, las conservas, los embutidos, el café, el té y las bebidas de cola.
  • Consume la leche pasteurizada o UHT y derivados (leche desnatada, yogurt y queso).
  • Evita el queso blando madurado tipo Camembert, Brie y el queso azul.
  • Prepara las comidas a la plancha, cocida, sin salsas y poco condimentadas.
  • Evita los fritos.
  • Lava muy bien las frutas y verduras.
  • Usa sal yodada, pero con moderación.
  • Come con frecuencia y evita pasar muchas horas sin comer.
  • Evita las comidas abundantes.
  • Si sigues una alimentación adecuada, no necesitas tomar suplementos de vitaminas, a excepción del ácido fólico que no te puede faltar.
  • El hierro y el yodo te lo recetarán si lo aconsejan los análisis, o el tipo de dieta que sigas.
  • La vitamina A puede ser teratógena (sustancia que puede provocar malformaciones en el embrión) y debes evitarla. Por esta razón, evita también el consumo de hígado y patés.
  • Evita comer alimentos crudos o poco hechos, (huevos, carnes, pescados, patés frescos y embutidos, así como leche y quesos no pasteurizados) para prevenir la toxoplasmosis y otras infecciones o parásitos. Para evitar problemas, cocina suficientemente estos alimentos, o congélalos más de 24 horas a -20 ºC.

El ácido fólico es una vitamina (B9) que se puede encontrar en los vegetales de hoja verde (espinaca, brécol, acelgas…). Si  se toma en una cantidad adecuada se pueden prevenir defectos en la formación del sistema nervioso del bebé. Aunque sigas una dieta equilibrada será necesario que tomes un suplemento para completar la cantidad necesaria.

Lo ideal sería empezar a tomarlo al menos tres meses antes del embarazo , y además si lo toma también tu pareja mucho mejor. Y una vez te quedes embarazada, continua tomándolo tú, al menos el primer trimestre, esa es fundamental. La dosis recomendada es de 400μgr/día.

El Yodo, es un mineral que contribuye el buen desarrollo neuronal y cerebral del bebé.

Es conveniente consumir sal yodada con moderación y productos ricos en yodo, pescado de mar, marisco y productos lácteos desde antes del embarazo y a lo largo de todo el embarazo y la lactancia.

Si el médico considera que no está garantizado un aporte de yodo suficiente, te recetará un suplemento.

Hidratación: Es muy importante la hidratación, bien para favorecer el buen funcionamiento de los riñones e intestinos. Hay que tomar diariamente de 1’5 a 2 litros de agua.

Preparación para la lactancia materna durante el embarazo: Si optas por la lactancia materna, consulta con la matrona tus dudas y temores. Ella podrá explicarte sus ventajas y enseñarte cómo dar el pecho al bebé. También lo podrás aprender si asistes a las clases de preparación al parto. Además existen asociaciones de madres y lactancia que pueden ayudarte si lo necesitas. 

Higiene de la boca y los dientes: Cepilla los dientes después de cada comida. Y acude a el odontólogo/dentista a partir del primer trimestre.

Ejercicio: Si tienes un embarazo sin riesgos, puedes practicar ejercicio moderado. Evita esfuerzos excesivos y ejercicios violentos.

Muy recomendados (paseo, natación, gimnasia, yoga y los ejercicios de preparación al parto).

Evita deportes de impacto y/o enérgicos que puedan causar hipertermia, distensión abdominal o traumatismos y caídas, así como la práctica del submarinismo.

Viajes: A no ser que el médico no diga lo contrario, los viajes, no están contraindicados. Cuando sean largos, se parará cada dos o tres horas para descansar y estirar las piernas. El cinturón de seguridad es obligatorio, y debes usarlo adecuadamente, por encima y por debajo del útero y no sobre él, a ser posible, con tres puntos de anclaje. Con la banda inferior por debajo del abdomen a la altura de las ingles y la banda superior entre las mamas. Venden cinturones especiales para el embarazo.

LEER MÁS »

Share